Información para
profesionales de la Salud
Promoción de la salud

Promoción de la salud

Síndrome de intestino irritable
Julio 16, 2019 por Administracion

¿Qué es el Síndrome de intestino irritable?

El síndrome de intestino irritable (SII) es una condición que afecta el correcto funcionamiento del intestino grueso también conocido como colon. Los síntomas que este padecimiento ocasiona van desde la inflamación y dolor abdominal hasta la diarrea y estreñimiento,  incluyendo todas las molestias derivadas de las mismas tales como incomodidad, dolor y gases entre otras. Esta condición también es muy conocida en el argot popular como colitis nerviosa ya que tiene mucha relación con el estrés.

¿Cuáles son las causas del SII?

Las causas son muy variadas pero sí es posible identificar las principales. Una de ellas es el estrés debido al eje intestino cerebro, éste permite la comunicación entre ambos haciendo posible que el estrés afecte de manera nociva al intestino grueso provocando inflamación. Otra causa muy importante es la mala alimentación, puede llegar al grado de producir acumulación de gases y hacer lenta y pesada la digestión la cual puede producir SII por si sola o en caso de ya existir agravar los síntomas. Otra de las causas es el consumo desmedido de ciertos medicamentos, en este caso es muy recomendado hablar con un médico. Por último es necesario mencionar que los malos hábitos contribuyen notablemente en el SII tales como la falta de actividad física, modificación de los patrones de defecación y  la falta de horas de sueño entre otros.

¿Cómo puedo guiarme en mi alimentación?

Comenzando por las bebidas, las más comunes pero que también dan mejores resultados al quitarlas de la dieta son: el Alcohol, bebidas azucaradas carbonatadas como los refrescos y el café principalmente en su presentación soluble. Algunos saborizantes artificiales incluidos en alimentos de preparación instantánea y el chile en vinagre son muy irritantes para el colon. Grasas principalmente de preparaciones fritas y capeadas. También las grasas de cortes pesados o diferentes productos como el chorizo, tocino, embutidos y marinados con sazonadores industriales. Evitar el consumo excesivo de productos de origen animal así como harinas industrializadas con bajo contenido de fibra y alto contenido de azucares de mala calidad. Los cereales de grano entero, frutas y verduras aportan fibra de buena calidad aumentando la motilidad intestinal y el volumen y suavidad de las heces fecales. Muy importante es incluir el consumo de probióticos. 

 

Comentarios

No hay comentarios
Gracias por dejarnos tu opinion! Por favor procura que tus comentarios estén dentro tema, que no sean promociones (spam), ilegales u ofensivos de otro modo serán borrados.
Nombre:
E-mail:
Sexo: FemeninoMasculino
Comentarios: